El equilibrio entre trabajo y vida no existe

Foto de  Austin Neill  en  Unsplash

Escuchamos que debemos lograr un equilibrio entre el trabajo y la vida privada para sentirnos mejor, para estresarnos menos. Sin embargo, es un concepto extraño. El trabajo no está al mismo nivel que la vida. No debería tener que elegir entre uno y otro. El trabajo es parte de su vida. Así que, en lugar de hablar de equilibrio, se trata de prioridades.

¿Cuáles son sus prioridades en la vida?

Su primera prioridad debe ser su propia persona! Si no se siente bien, ¿cómo puede ser genial en casa, con su familia? ¿O en el trabajo, haciendo un gran trabajo?

Como nuestro cuerpo, nuestra vida no es un conjunto de áreas, sino un todo. Si algo no va bien en una parte de su cuerpo, no se sentirá bien e incluso puede estar enfermo. Lo mismo ocurre con su vida. Si tiene problemas en una parte de su vida, esto le llevará a una sensación de desequilibrio. No se sentirá bien hasta que no haya solucionado el problema.

Así que en lugar de tratar de encontrar un equilibrio entre el trabajo y la vida privada, viva una vida equilibrada, que automáticamente incluirá el equilibrio en cada área de su vida, incluyendo el trabajo.

¡Cuídese primero!